Alimentos beneficiosos para el cerebro

Una alimentación adecuada es la base para una vida saludable. En el caso de los que estamos horas sentados en clase y en casa, inmersos en trabajos y exámenes, es muy importante de cara a un buen rendimiento y salud . Por eso queremos darte algunos consejos sobre alimentación para que tus neuronas funcionen a pleno rendimiento!

El cerebro es el centro neurálgico de nuestro cuerpo, el motor del día a día, y por lo tanto es importante mantenerlo en óptimas condiciones. Estos 7 alimentos te resultan muy beneficiosos para mantenerlo sano y activo así que a comer se ha dicho!!

Copos de avena

Los copos de avena son un gran aporte de energía y uno de los cereales más equilibrados. Es ideal para reducir el estrés y combatir la fatiga que tanto afecta cuando estudias por lo que no dudes en incorporarlo en tus desayunos, en batidos o gachas.

Frutos secos

Fósforo, magnesio o potasio son algunos de los minerales que nos aportan estos alimento. La aportación de vitamina E de nueces, almendras o avellanas ayudan a mantener la memoria y concentrarnos mejor en el día a día.

Omega 3

Alimentos como el aguacate o el pescado azul son ricos en este aceite que protege al cerebro del desgaste del tiempo, mejorando la memoria.  Además cuentan con propiedades antioxidantes beneficiosas para todo el organismo, y un alto aporte en magnesio.

Chocolate negro

Consumir una onza de chocolate al día aporta numerosos beneficios a nuestro organismo ya que favorece la producción de endorfinas que mejoran el ánimo y reducen la sensación de estrés. Rico en magnesio y antioxidantes mejora la salud cardiovascular. Eso sí, siempre sin excesos.

Frutos del bosque

Moras, arándanos, fresas, frambuesas…las opciones son muchas y los beneficios también! Además de nutritivas estas frutas favorecen la agudeza mental y retrasan el deterioro de la memoria. Y encima están buenísimas!

Té verde

Los beneficios de esta infusión son muy conocidos. Cuenta con un alto poder antioxidante, previniendo enfermedades cerebrales o cardiovasculares. Su bajo contenido en excitantes hace que puedas consumirlo varias veces al día y su aporte en dopamina ayuda al cerebro y a los procesos cognitivos.

Brócoli

Las verduras de hoja verde en general, y el brócoli en particular, potencian la memoria y la agudeza mental. Antioxidantes, vitaminas A y B, o minerales, son algunos de los muchos beneficios que aporta el consumo de este tipo de alimentos.

Incorporar estos alimentos en tu dieta, combinados con ejercicio, te ayudará a llevar una vida más saludable y mejorar el rendimiento académico. La nutrición es un pilar fundamental de nuestra vida por lo que existen cursos y seminarios especializados en ello. Nútrete de saber!

 

Publicado en Otros

Citando fuentes: el sistema APA

Revisiones bibliográficas, proyectos de investigación, ensayos…forman parte de nuestro día a día como estudiantes y en la mayor parte de ocasiones la parte más aburrida y complicada no es la de redacción sino la búsqueda de información y, como no, citarla correctamente para que no nos acusen del temido plagio!

Hacer referencia a las fuentes consultadas puede ser tarea de chinos si no cuentas con la información adecuada. Harvard, APA, Vancouver… ¿por qué existen tantas formas de referenciar y cuál es la mejor forma de mencionar las fuentes? Lo cierto es que depende de las exigencias y preferencias de cada centro de estudios ya que todas son buenas e igual de válidas. Por ello vamos a tratar de aclararte un poco las ideas en este y otros post sobre los sistemas de citación bibliográfica.

El sistema APA es de los más utilizados. Al igual que en resto de sistemas es importante diferenciar dos partes: la forma de citar en el desarrollo del texto y la referencia completa al final del trabajo.

Pero para entenderlo de forma más gráfica te ofrecemos la siguiente tabla con todos los aspectos a tener en cuenta a la hora de citar en formato APA.

 

Tipo de texto Cita en el texto Referencia
Libro Final de párrafo: (Apellido, año de publicación, página correspondiente)
Si se introduce a los autores al comienzo de un párrafo, otra formulación posible sería:

ApellidoAutor1 y ApellidoAutor2 (año de publicación) constatan en su estudio que… (p.X).

Apellido, Inicial de cada autor. (año de publicación). Título del trabajo. Lugar de publicación: Editorial.
Capítulo de un libro Final de párrafo: (Apellido, año de publicación, página correspondiente)
Si se introduce a los autores al comienzo de un párrafo, otra formulación posible sería:

ApellidoAutor1 y ApellidoAutor2 (año de publicación) constatan en su estudio que… (p.X).

Apellido, Inicial de cada autor del capítulo. (año de publicación). Título del capítulo. En Título del libro (páginas correspondientes). Lugar de publicación: Editorial.
Artículo Final de párrafo: (Apellido, año de publicación, página correspondiente)
Si se introduce a los autores al comienzo de un párrafo, otra formulación posible sería:

ApellidoAutor1 y ApellidoAutor2 (año de publicación) constatan en su estudio que… (p.X).

Apellido, Inicial de cada autor. (año de publicación). Título del artículo. Revista de publicación, volumen(número), páginas.
Si se quiere incluir la referencia DOI, se indicará después de las páginas.
Páginas web Final de párrafo: (Apellido, fecha de publicación) Apellido, Inicial. (fecha de publicación). Título de la web. Lugar de publicación: editorial web. Recuperado de: Dirección web de donde se extrajo el documento (URL).
Tesis Final de párrafo: (Apellido, año de publicación, página correspondiente)
Si se introduce al autor al comienzo de un párrafo, otra formulación posible sería:

Apellido (año de publicación) constatan en su estudio que… (p.X).

Apellido, Inicial. (año de publicación). Título de la tesis. Tesis de (indicar rango académico que otorga). Institución en la que se realiza la tesis.
Si ha sido encontrada en Internet, se indicará después de la institución: Recuperada de: dirección de página web correspondiente.

 

Algunos apuntes más

Además de lo anterior el sistema APA tiene unas peculiaridades que no puedes olvidar tener en cuenta para que las referencias a tus fuentes se consideren correctas:

  1. La lista de referencias sigue un orden alfabético por apellidos de los autores.
  2. Si un mismo autor se cita en dos publicaciones diferentes, la norma dice que ha de seguirse un orden cronológico y el nombre del autor no se repite, sino que se dejará un margen de 1,5 cm antes de introducir (año de publicación).
  3. Si el mismo autor tiene varias publicaciones en el mismo año se van a añadir letras tras el año con el objetivo de diferenciarlas: 1999a, 1999b, 1999c…
  4. Utilización de sangría francesa: los renglones que siguen al primero de cada referencia tienen el margen izquierdo remetido en un total de 1,3 cm.

Con estas indicaciones ya estás preparado para realizar trabajos perfectamente documentados y argumentados. En caso de que no le cojas el truco nosotros te ayudamos a referenciar tus trabajos.

Publicado en Trabajos Etiquetado con: , , ,

¿Casa o biblioteca?…esa es la cuestión

A la hora de ponerse a estudiar de cara a los exámenes, oposiciones, o simplemente realizar trabajos o investigaciones de forma exitosa, y especialmente productiva, surge la pregunta del millón: ¿me quedo en casa o cojo mis bártulos y monto el campo de batalla en la biblioteca con otros sufridores como yo?

La respuesta no es ni blanco ni negro, ya que depende mucho de cada estudiante y sus necesidades de concentración, pero es cierto que elegir el lugar más adecuado es importante para la productividad de las horas de estudio. Te contamos los pros y los contras de cada una de ellas para que elijas el lugar de estudio que más te motiva y tus horas de estudio o trabajo tengan éxito.

Estudiar en casa es la elección habitual en la mayoría de los casos. Disponemos de la comodidad que ello supone, y te permite estudiar en el momento en que lo desees y siempre en el mismo lugar. Tu mesa, una silla cómoda, y la posibilidad de organizar el espacio a la medida de tus necesidades (incluyendo llenar la pared de posit o esquemas o fotos y elementos de motivación para las largas jornadas de estudio). Además no es necesario estar pendiente de horarios más allá de los que cada uno considera para una mayor productividad.

Sin embargo no todo es positivo cuando estudias en casa. Las distracciones son frecuentes (televisión, familia o compañeros, Internet, etc..) y toda nuestra vida durante la época de exámenes se centra en un mismo lugar lo que a veces nos hace entrar en un bucle de cansancio y desesperación, debido a la sensación de que la jornada de estudio no ha terminado. Y seamos sinceros, el hecho de no tener que vestirte y puedas estar cómodo en casa no siempre es una ventaja!! Pasar un mes en pijama no es muy sano que digamos!!

En la biblioteca, además de que te obligas a vestirte y asearte,  el ambiente de estudio es lo más notable, y aunque a algunas personas les agobia a otras muchas sin embargo les motiva y les ayuda a mantener la concentración comprobar que hay otras personas en la misma situación que tú. Es cierto que en épocas de exámenes se masifican y a veces cuesta encontrar un sitio y aumentan las distracciones, pero estudiar en bibliotecas nos obliga a salir de casa y hacer una separación clara de lugar de estudio y tu refugio para el ocio y el descanso después de una dura jornada.

Los horarios suponen uno de los principales problemas de las bibliotecas y salas de estudio, por lo que muchas amplían el tiempo de apertura coincidiendo con la época de exámenes. Para muchos estudiantes tener que cumplir los horarios de apertura y cierre de la biblioteca les ayuda a organizar mejor el tiempo de estudio, a modo de jornada laboral.

Los descansos son un aspecto a tener en cuenta. En la biblioteca suelen ser más efectivos ya que realmente te obligas a salir fuera, estirar las piernas o tomarte un café. Lo malo  es que si coincidimos con alguien conocido (después de unos días en la misma biblioteca verás que es muy probable que encuentres a las mismas personas) los descansos pueden alargarse más de lo debido.
Diferentes ambientes con muchas posibilidades y que pueden complementarse según la asignatura o el momento personal de cada estudiante. Sólo tienes que buscar el que más se adapte a ti y preocuparte únicamente en estudiar. De los trabajos ya nos encargamos nosotros por ti!!!

Publicado en Estudio Etiquetado con: , , , , , ,

Cómo aprovechar la tecnología: las mejores apps para estudiantes

 

Las aplicaciones de dispositivos móviles están muy presentes en nuestro día a día. Podemos encontrar de todo tipo: para controlar nuestra actividad deportiva, como forma de comunicarnos con amigos, aprender idiomas, entre muchas opciones. A la hora de estudiar y organizar mejor el tiempo también podemos beneficiarnos de la nueva tecnología, consiguiendo ser más eficaces y productivos.

Desde No Hagas Nada te proponemos diversas apps con las que podrás gestionar todo lo relacionado con el estudio de forma fácil. Para cada una de sus funciones hay otras apps similares, es cuestión de que elijas la que mejor se adapte a ti y tus necesidades. Éstas están disponibles tanto para Android como para iOS por lo que nos parecen muy atractivas.

 

  • Google Drive y Dropbox: Ambas aplicaciones son muy conocidas y sirven para almacenar información en la nube, permitiendo acceder a tus archivos desde cualquier dispositivo. Ambos son muy eficaces y permiten gestionar tanto documentos personales como de tipo profesional. En el caso de Google Drive resulta muy útil para documentos compartidos por lo que es ideal si tenemos que trabajar en equipo o compartir apuntes.
  • Timetable: organizarse cuando tenemos varias asignaturas y actividades diarias o trabajamos y estudiamos a la vez puede resultar difícil o caótico, especialmente al principio. Con Timetable podrás gestionar de un vistazo horarios, eventos, exámenes o cualquier otra actividad. Si lo no has probado todavía te animamos a usarlo.
  • Todoist: en la misma línea de Timetable, la organización, esta aplicación te permite hacer listas de tareas, clasificarlas por fechas e incluso poner recordatorios. A medida que realizas tus tareas tu puntuación va subiendo motivando para alcanzar el próximo nivel.
  • Pocket: Esta aplicación te resultará más útil de lo que parece en tu día a día, hasta el punto de que no podrás pasar sin ella. Cuando te encuentres un documento, web, o similar que te resulte interesante o relacionado con tus estudios, pero no dispones de tiempo en ese momento para leerlo en profundidad, Pocket lo guarda para ti para que puedas recuperarlo fácilmente en cualquier otro momento.
  • Simplemind: los mapas conceptuales son muy útiles a la hora de estudiar y retener conceptos. Esta aplicación te ayuda a realizar esquemas y organizar ideas de temas o asignaturas.
  • Office Lens: esta aplicación funciona como un escáner por lo que tomando una foto de cualquier documento o incluso de la pizarra de clase, se transforma en un documento con las características suficientes para ser imprimido, reduciendo brillos y similares que aparecen en las fotografías. Una de sus principales ventajas respecto a otras aplicaciones similares es que puede ser usada por todos los sistemas operativos.
  • Easybib: una de las tareas más tediosas para un estudiante es registrar la bibliografía utilizada en cualquier proyecto. Con esta aplicación es mucho más sencillo ya que puedes completar las citas a través de su buscador o incluso de forma automática escaneando el código de barras del libro.

Estas apps son un ejemplo de todas las posibilidades que te ofrece la tecnología para ayudarte en tu trabajo o estudios. No Hagas nada no somos una app pero también te ayudamos como ellas. Vísítanos en www.nohagasnada.com

Publicado en Estudio Etiquetado con: , , ,

Materiales que harán más productivas tus horas de estudio

Enfrentarse a la época de exámenes y a horas y horas de estudio es a priori una tarea tediosa y que requiere tiempo y dedicación. Si además nos disponemos a preparar los exámenes sin el material adecuado puede convertirse en una odisea que nos haga perder tiempo y esfuerzo.

Por ello desde No Hagas Nada os proponemos algunas ideas del material básico con el que estudiar será más productivo y organizado.

Apuntes

Los apuntes constituyen la forma de estudio más extendida y usada por los universitarios, pero no siempre son eficaces, o al menos no todo lo que debieran. Es importante que los apuntes sean de elaboración propia ya que cada persona tiene sus propios métodos a la hora de tomar notas y complementarlas. Desde este blog recomendamos grabar la clase y transcribirla después. De esta forma podemos buscar información adicional o  sobre lo que no hemos entendido y a su vez podemos prestar atención a las indicaciones del profesor y no tanto a tratar de tomar nota de todas y cada una de sus palabras.

Aunque no es lo habitual, existen centros o profesores que no permiten grabar los apuntes. En este caso no queda otro remedio que tomar notas durante las mismas. Para hacerlo más fácil puedes organizar un grupo con otro compañeros. Cada día un alumno se encarga de transcribir la clase al ritmo al que habla el profesor y, tras acabar la clase, se completará todo lo que falte y aporte el resto. De esta forma se consigue que el resto de alumnos puedan atender en clase sin necesidad de tomar apuntes y, en caso de que el transcriptor se haya perdido en alguna parte fundamental, ayudarle en la elaboración de los apuntes de su clase.

Bibliografía complementaria

Determinadas asignaturas requieren el apoyo de material en forma de libro de texto. En estos casos lo recomendable es estudiar a través del libro y completar ideas o conceptos con los apuntes tomados en clase o indicaciones del profesor. Este método es mucho más fácil para el estudiante ya que no necesita tomar excesivos apuntes durante clase y puede prestar una mayor atención al aprendizaje. No siempre es posible o los libros son lo claros que nos gustaría por lo que recomendamos no descuidar las anotaciones y comentarios.

Además de como guía de estudio, la bibliografía de la asignatura funciona como información adicional, para entender algunos conceptos que se atraviesan y no entendemos a la primera. Para ello, se recomienda acudir en primer lugar a las fuentes más fiables como son libros de texto, artículos o revistas de prestigio. En caso de que no encontremos la información deseada se puede acudir a páginas web de organismos oficiales y, si esto tampoco resulta fructífero, podemos buscar en blogs o webs no oficiales teniendo en cuenta siempre que esto nos puede llevar a información errónea.

Otra opción que no es tan conocida pero que nos puede sacar de muchos problemas son los vídeos. Si el temario de estudio es algo abstracto o no apreciable por el ojo humano los vídeos y las imágenes resultan muy útiles para entender aquello que se está estudiando. En YouTube existen canales de marcas comerciales u organismos oficiales que se encargan de resolver dudas, especialmente en temario científico.

Esquemas y mapas conceptuales

Tal y como hemos comentado en otras entradas de este blog, elaborar esquemas, resúmenes y mapas conceptuales sobre los temas a estudiar pueden ayudarnos a tener las ideas más claras y a interrelacionar conceptos.  Los esquemas individuales podrían consistir en índices de contenidos de cada tema en particular mientras que el mapa conceptual y global del examen es más útil e importante.

El mapa conceptual interrelaciona conceptos de los diferentes temas e, incluso, pueden incluirse conceptos de exámenes anteriores o próximos. Para ello, se recomienda utilizar una hoja de tamaño A3 o pegar varias hojas de tamaño A4 seguidas, elaborando así un mapa más exhaustivo y preciso. Puedes pegar este mapa delante del escritorio de estudio o bien lo más próximo posible de forma que levantando la mirada del texto y de los índices de cada tema podamos tener una visión general de todo el temario y resolver dudas.

Elaborar este tipo de material de estudio no siempre es fácil y a veces tratamos de resumir los temas importantes sin éxito. En No Hagas Nada puedes encargarnos la realización de tus resúmenes y mapas conceptuales para únicamente preocuparte en estudiarlos.

Publicado en Estudio Etiquetado con: , , , ,

Reglas mnemotécnicas y su utilidad en el estudio

En plena época de exámenes surgen los agobios, la presión para superar todas las asignaturas. Es bien conocido por todos los que estudiamos o hemos estudiado tanto en el colegio, el instituto, la universidad o en cualquier otro momento de nuestra vida en el que tuviéramos que “chapar” algo, que existen algunos trucos que nos simplifican esta tarea. Uno de ellos, y el más común, son las reglas mnemotécnicas y su estandarte Un día vi una vaca vestida de uniforme, esa famosa vaca que en 2º Bachillerato te ayudó a recordar cómo hacer ciertas integrales

La palabra mnemotecnia deriva de los términos griego “mnéemee” (memoria) y téchnee (arte). Y es cierto que algunos de los métodos de lo que hablaremos a continuación son verdaderas obras de arte que nos ayudan a memorizar en algunos momentos grandes volúmenes de información.

Existen otros ejemplo muy famosos además del ya citado para recordar la regla de la cadena de las integrales como pueden ser el de los nudillos, para saber cuáles son los meses que tienen 31 días, o para los físicos la famosa regla de la mano izquierda que ayuda a determinar la dirección y sentido de la fuerza que actúa sobre una partícula cargada positivamente en un campo magnético.

MÉTODOS

Ya hablamos antes de que existen algunos técnicas mnemotécnicas muy originales, aunque tu mismo puedes inventarte las tuyas también. Uno de los métodos más usados, o mejor dicho, EL método, es la regla de las iniciales. Si tenemos una lista que debemos recordar lo más sencillo es coger las iniciales (o las 2 primeras letras si nos cuadra mejor) de cada palabra y combinando estas formar una palabra o una frase corta que nos sea fácil de memorizar.

Algunas veces puede no ser fácil cuadrar estas letras para formar algo con sentido, o al menos algo que puedas recordar, pero no te preocupes. Lo que puedes hacer es montarte una frase que sí vayas a recordar y que cada palabra de esa frase comienza con la letra o letras de las palabras que tienes que recordar. Por ejemplo, la configuración electrónica de Möller tiene unos niveles de energía y unos subniveles, que son S de sharp, P de principal, D de difude y F de fundamental. Quizás en un momento dado no te acuerdes de los nombres de cada uno, pero si “Soy Primo De Fernando” seguro que te resultarán más fáciles de memorizar.

Si donde tienes problemas es con las fechas también tenemos un truco para tí. El método de la conversión numérica te ayudará a recordar, por ejemplo, si quieres acordarte cuando Colón descubrió América puedes pensar que “La Juana No Incuba Bizcochos”. ¿Por qué? Pues porque L=12, J=10, N=14, I=9, B=2. Seguro que además de acordarte para el examen seguro que no se te olvida en mucho tiempo.

Otro método un poco más original es el método Loci o método de los lugares. Si tienes que memorizarte una lista de cosas puedes asociar cada una de ellas con un lugar, por ejemplo con habitaciones de tu casa. Pon la remolacha en la cocina, los pimientos en el salón, el vino en el baño… cuando llegues al supermercado date una vuelta mentalmente por tu casa y te acordarás de todo lo que tenías que comprar.

Existen muchos más métodos y trucos para recordar grandes volúmenes de información, y tú mismo puedes inventarte alguno que te pueda ayudar mientras estás estudiando, por ejemplo, yo me acuerdo cuando era pequeño y estaba estudiando los accidentes geográficos que el cabo se tira y el golfo se recoge, ya que el cabo es una porción de tierra que se adentra en el mar (tiras el cabo al mar) y el golfo es una porción de mar que se adentra en la tierra (recoge que te mojas). Diez años después todavía me acuerdo, así que ha funcionado.

Publicado en Estudio Etiquetado con: , , ,

Consejos para preparar bien los exámenes

Sentimos decirlo pero no, no existe una fórmula mágica para preparar los exámenes. Cada persona o asignatura es diferente y lo que puede ser de gran ayuda para un estudiante puede no ser la técnica más adecuada para otro. A pesar de eso si es posible establecer consejos o  técnicas de estudio básicas que pueden ayudar a estudiar mejor. Desde No Hagas Nada te proponemos algunas de ellas que pueden resultar útiles para adaptarlas a la rutina de estudio.

 

Elaboración propia y personalizada de apuntes

Esta puede parecer la tarea más ardua, pero desde luego es la más eficaz. Es importante tomar notas en las clases a las que se acuden y revisarlas diariamente para comprobar si hemos entendido realmente todo lo que se ha explicado ya que podemos llegar al día de estudio y encontrarnos con la sorpresa de que no tenemos ni idea de lo que pone en los apuntes que tenemos. Para ello te recomendamos grabar la clase y transcribirla más tarde en casa. Grabando la clase nos garantizamos no perder nada y poder seguir el hilo de la clase sin ningún problema, evitando pararnos a escribir todo lo escuchado. El objetivo es captar la idea general y atender a las explicaciones completando después con los detalles más precisos.

Realiza esquemas o índices

Puede parecer una tarea tonta o bastante pesada pero resulta muy útil para entender las clases día a día y ahorrar tiempo de estudio durante la época de exámenes. Una opción es elaborar esquemas e índices sobre el tema del día mientras estás en clase, tomando notas breves de las explicaciones.  Cuando termines ve completando esas notas con la información obtenida de las fuentes recomendadas por el profesor o tus propias explicaciones. También resulta recomendable elaborar un esquema o índice general del temario de la asignatura o del que entra en el examen. Este apartado puede llevar más tiempo del que inicialmente habríamos deseado dedicarle, pero es una forma muy clara de relacionar todos los conceptos estudiados y puede ayudarnos a ver de forma clara todo lo que tenemos que saber sobre la asignatura. Si es posible, pegarlo en la pared del escritorio para consultarlo durante todo el estudio.

Organización del tiempo

Los mapas conceptuales y esquemas están bien pero no sirven de mucho si no se le dedica el tiempo adecuado. Cada asignatura requiere un esfuerzo diferente por lo que una técnica de cara a la preparación de los exámenes es la organización de tiempo. Realizar un horario de cada asignatura alternando descansos y días de repaso nos ayudará a no llegar al último día agotados o con temario sin tocar. El estudio “por vueltas”es una buena opción. Consiste en pasar varias veces por el temario, aunque de diferentes formas. La recomendación es hacer una primera vuelta en la que subraya y se entiende todo el temario sin necesidad de memorizar, así nos hacemos una idea global de lo que vamos a estudiar y repasamos los contenidos de clase. Una vez que hemos comprendido todo llega la segunda vuelta en la que se memoriza todo lo necesario (comprendiéndolo y razonándolo siempre que sea posible). La tercera vuelta es la más rápida y fundamental: la vuelta de repaso. En ella se repasa todo lo estudiado y se afianzan los conocimientos; en esta última vuelta se recomienda no hojear los apuntes, sino que habrá de apoyarse únicamente en el mapa conceptual que hemos elaborado.

Reglas nemotécnicas

Cuando algo nos es más familiar lo recordamos más fácilmente. En eso consisten estas reglas: en asociar algo familiar que nos recuerden conceptos o palabras nuevas ayudándonos a memorizar y preparar algunas asignaturas o parte del temario. Supongamos que queremos recordar las provincias de Galicia (La Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra). Podemos utilizar parte de las palabras que queremos recordar e inventarnos otras nuevas (LaLuPonOu) o bien utilizar únicamente la inicial (¡Lara y Lucía, Pongan Orden!). En nuestro artículo especialmente dedicado a ellas puedes descubrir como usarlas y lo útiles que resultan.

Subrayar

Resaltar lo importante o aquello que nos resulta más difícil siempre ha sido una buena técnica de estudio. Los colores nos ayudan a fijar mejor la atención y reconocer de un vistazo aquello que es importante.  Pero no hace falta que vuelvas tus apuntes una pintura colorista ya que eso te distraerá, subraya solo lo más importante.

No se trata de fórmulas mágicas ya que para todas ellas es necesario tiempo y dedicación, pero pueden ayudar a comprender mejor lo estudiado y de una forma más eficaz. Así que coge fuerzas, organízate, deja en manos de No Hagas Nada aquellos trabajos que te quitan más tiempo y a por todas!!!

Publicado en Otros Etiquetado con: , , , , , ,